Blog

Cambia los guiones invisibles que han controlado tu vida

Yo solía decirme a mí mismo: “No soy del tipo de hombre con cuerpo atlético, eso es algo genético, en mi familia somos puros gordos”.

Incluso hacia bromas sobre ello, pero en lo profundo, me sentía avergonzado  de ser el gordito de los amigos.

Ahora me parece algo ridículo, pero ese era el Guión Invisible que siempre estaba en mi mente y que me apartaba de ir hacia lo que yo quería en mi vida – estar en forma.

Años después, finalmente contraté a un coach y aprendí la forma correcta de comer y ejercitarme. Seguí su guía y de repente –no en una noche, sino después de varios meses – empecé a ver cambios en mi cuerpo por primera vez en mi vida. Aún recuerdo el día que pude hacer más de 10 lagartijas, yo estaba en llanto y todos en el gimnasio pensaban que era por el dolor… pero no, era porque por primera vez logré hacer algo que siempre había querido hacer.

Ahora, cuando pienso en ello, me siento avergonzando por haber desperdiciado tanto tiempo tratando de aprender solo por mi cuenta y sin ayuda profesional.

Lo mismo me pasó en otras áreas de mi vida, los negocios, las finanzas,  mis relaciones, aprender a hablar en público, aprender a dirigir.

Hay Guiones Invisibles que ahora están operando en tu mente. Estos están tan enterrados en tu cabeza que incluso no sepas que son los que guían tus actitudes, tus decisiones y tus comportamientos.

 

¿Un pescado sabe que está nadando en agua?

¿Tú sabes cuantas cosas han sido pre-escritas para que socialmente seas aceptado como un robot sin libertad?

Un Guión Invisible es un pensamiento que asumes, que te limita a ver el mundo de cierta perspectiva y que te ha quitado la liberta para tomar decisiones. Generalmente involucra una voz interna que te dice lo que puedes o no puedes hacer.

Aquí hay algunas que he visto con el paso de los años y que son las más comunes:

  • Necesito ir a la Universidad para ser exitoso.
  • Viajar es para ricos.
  • Soy gordo, nunca podré estar en forma.
  • Es de familia.
  • Simplemente así soy y nunca podré cambiar.
  • Si sigo mi pasión encontraré un trabajo que ame.
  • No se pueden criar niños y trabajar al mismo tiempo.
  • No puedo darme el lujo de tomar vacaciones.
  • ¿Qué van a hacer sin mí?
  • Estoy quedada(o).
  • Seré feliz una vez que tenga dinero.
  • No se puede cambiar, árbol que nace torcido…
  • Gastar dinero en regalos caros demuestra cuanto me importa.
  • Después de casarme, necesito comprar una casa.
  • No le hace daño a nadie – ¡Te hace daño a ti tonto!
  • Las parejas que son verdaderamente compatibles nunca pelean.
  • Si somos compatibles sexualmente con eso basta.
  • Es importante que le guste a todos / Tengo que agradar a todos.
  •  Mi trabajo es completamente seguro.
  • Estar ocupado significa que eres importante y valioso.
  • El que no tranza…

Hay gente que no cree en dogmas religiosos pero me asombra ver como creen en dogmas sociales y tienen más fe en cosas falsas que cualquier creyente que critican.

Cuando identificas un guión invisible que ha regido tu vida – pero que en realidad no es verdad – es extraordinariamente liberador. Puede ser un poco incómodo y atemorizante el cuestionar doctrinas que pensabas que eran incambiables.

“Libérate de las expectativas que no sabías que tenías”.

Muchas de estas formas de pensar te han ayudado a llegar hasta donde estás hoy, sólo necesitas decidir cuáles necesitas seguir cargando y cuáles tienes que dejar ir. Si las sigues llevando contigo no importa que quieras hacer diferente, te dejarán en el mismo lugar donde estás hoy.

Por ejemplo, por alguna razón que aún no he descubierto, yo crecí con el siguiente guión invisible: “Si vivo en casa de mis padres para cuando tenga 25 seré un fracasado”.

A los 24 años, ya vivía en mi propio departamento, pero eso no representa una señal de éxito, o si me hubiera ido de casa de mis padres a los 30 no representaría una señal de fracaso… sería una señal de inmadurez.

Ese guión me ayudo a lograr algo y después lo deje de usar. Porque era parcialmente verdadero, el éxito o el fracaso no se mide por si vives o no en casa de tus padres. ¡La madurez sí!

Ese es un guión común que tenemos los latinos: “Debes dejar la casa de tus padres hasta el día que te cases o te mueras”, somos una cultura muy materno-dominante y eso genera inmadurez en la población, además de desencadenar una falta de emprendimiento y autonomía.
La realidad es que si eres mujer no deberías casarte con un hombre que no ha vivido solo y no ha tenido la madurez y responsabilidad de cuidarse a sí mismo. Si no sabe cuidarse a sí mismo, menos te cuidará a ti o a tus futuros hijos.

¿Cuáles han sido los guiones invisibles que sigues creyendo?

Algunos de ustedes, en el día 1 cuando debían escribir su Visión, su Guión Invisible apareció y los saboteó.

–       No puedo ser un gran líder.
–       Esto es psicología barata, es un engaño.
–       No puedo sentarme a pensar.
–       No podré hacer esto….
–       Mi vida es demasiado complicada, si tan sólo supieran mi caso me entenderían.

Puede que tú seas único pero los problemas humanos son, precisamente, del género humano así que a menos que seas de otra especie…. (Tu guión interior te hace creer que tu problema es único para que no hagas nada al respecto, te paraliza y te inhabilita a actuar, te quita libertad… reescríbelo).

Re-escribiendo tus guiones

Literal como el guión de una película, el guión es el que dicta como ha sido, como es y cómo será el final de la película.

Cuando al director no le gusta el guión, lo cambia.

Guión #1: Es muy difícil comer bien.

No es tan difícil, no has descubierto como hacerlo sencillo. Hay toneladas de estrategias que puedes utilizar, cuando estás motivado prepara tu comida por anticipado y que sea algo sencillo de seguir. Haz un plan con pasos de bebé para cambiar ese hábito.

Guión #2: Nunca conoceré al amor de mi vida.

¿Aun piensas que el amor tocará a tu puerta? ¿Cuántos libros sobre mejorar tus habilidades sociales y relacionales leíste este año? Crees que con ser bonita, sexy y cooperadora basta. ¡Madura! Hacen falta muchas cosas más, de hecho esa es la razón por la que no has podido establecer una buena relación. Puedes seguir culpando a los hombres, decir que son unos patanes o puedes comenzar a ver que el único factor en común de todas tus malas relaciones o falta de ellas, en realidad eres tú. No esperes a encontrar a la persona correcta, Conviértete tú en la persona correcta. Este guión debe cambiar a : “Quiero mejorar para conocer a otro tipo de personas y aprender a tener hábitos relacionales (Recomiendo un par de libros que se llaman Solo para hombres, Solo para mujeres de Shaunti Feldman, los hombres leen el de los hombres y las mujeres el propio).

Guión  #3: Tengo que tener una idea para volverme millonario.

Falso. Tienes que aprender a desarrollar hábitos de emprendedores. Hay personas que saben cómo desarrollar un negocio y lo hacen redituable sin que sea una gran idea. Pronto estaré compartiendo como encontrar una idea para generar ingresos extras para este 2016, suscríbete a mi lista de correos al final de este artículo para que recibas las notificaciones.

Haz algo:

Tómate un momento y piensa cuáles son las excusas, los obstáculos o qué es lo que te dice tu pequeña voz interior cada vez que piensas sobre lograr tus sueños.

Escríbelos,
Y luego re-escríbelos

Hay un poder psicológico que liberas cuando haces eso, hay un poder en tomar una hoja de papel y escribir tus guiones mentales y re-escribirlos.

Guión 1: “Siempre he pensado que tengo que ser seguro de mí mismo y extrovertido para tener éxito”.

REESCRÍBELO:

“Hay gente exitosa como Steve Jobs que era introvertido y odiaba a las personas.  (Busca un hecho, algo que puedas saber que lo que piensas es falso). Puedo aprender a ser más sociable y a ser más seguro. Son habilidades que se aprenden”.

Da argumentos:
Así como cuando peleas con tu novia/novio amigo/amiga, amigovios, que te pones a dar argumentos a tu favor…  así pelea contigo mismo y date argumentos, búscalos, pregunta, consulta con alguien…

Escribe argumentos a tu favor:

–       Primero, ser extrovertido o introvertido no tiene nada que ver con lograr sueños.
–       Si es algo que quieres aprender, se puede aprender.

Guión 2: “No tengo lo que se necesita para poder lograr mis sueños. No tengo la oportunidad, no tengo el tiempo, si tan sólo mi vida fuera diferente”.

Argumentos:
“Lo primero que se necesita para lograr un sueño es tenerlo. Todos afrontan la adversidad. Todos tenemos las mismas 24 horas. Mi vida será diferente una vez que piense diferente”.

–       Primero, todos los que comenzaron algo eran novatos e inexpertos.
–       Tienes un sueño y una visión  y eso es lo más importante. ¡Otros no tienen eso!
–       Las oportunidades llegan cuando tomas acción y perseveras.
–       Todos afrentamos adversidades.
–       Todo está en tu mente. Si crees que no puedes, tienes razón. Si crees que puedes, tienes la razón.

Sería genial que compartieras tu guión re-escrito usando el hashtag: #MiMejorAño16.

* Algunos tiene el guión invisible de “me da pena compartir cosas, que vergüenza, eso es para gente nerd, etc, etc .

¡Reescríbelo!

[optin-cat id=1940]



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Envíenme la información a mi email ahora